Las microalgas en la

Industria Farmaceutica

Las microalgas presentan un potencial para proveer productos en la industria farmacéutica, tales como; aminoácidos, carotenoides, ácidos grasos, vitaminas y antioxidantes.

La literatura muestra que las microalgas, específicamente S. limacinum y Crypthecodinium cohnii, son ricas en compuestos de Omega-3 ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA), lo cual es importante para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Las especies de Arthrospira, son utilizadas por su alto contenido de proteínas y valor nutritivo, además estas microalgas tienen aplicación terapéutica, promoviendo el alivio de la hiperlipidemia (aumento de la concentración de lípidos en la sangre), la disminución de la hipertensión, la protección contra daño renal y el crecimiento y promoción de los Lactobacillus intestinales. En las especies de Chlorella producidas por más de 70 compañías, la sustancia más importante es el β-1,3-glucan, el cual es un inmunoestabilizador activo, un radical libre que reduce los lípidos de la sangre; además se le han atribuido otros efectos terapéuticos por su eficacia en el tratamiento de las úlceras gástricas, la prevención contra la arteroesclerosis y por su acción antitumoral.

El Beta-caroteno es un precursor de la vitamina A, que es esencial para muchas funciones en el cuerpo humano, tales como visión, el crecimiento y desarrollo de los huesos y actúa como una coenzima, de igual forma, tiene funciones en el equilibrio de las hormonas.
La capacidad antioxidante de las microalgas despierta interés en la terapia de enfermedades relacionadas con la oxidación, como la degeneración macular o diverso tipo de inflamaciones, así como en la prevención de ciertos desarrollos tumorales (de piel, de mama y de colon, entre otros), lo que confiere a estas moléculas valor como aditivos alimentarios.

Los antibióticos y antifúngicos representan otro grupo de productos de algas con un interés económico potencial. Scenedesmus oblicuo se ha utilizado en cuidados postoperatorios; extractos Asterionella mostraron efectos antivirales y antimicóticos. Otras algas como Chaetocerus lauderi, Chaetocerus socialis, o Fragilaria pinnata mostraron actividad antifúngica significativa. Finalmente, los extractos de microalgas como Chlorella, Stichococcus mirabilis, y C. reinhardtii también han demostrado efectos antivirales

Si quieres conocer más sobre la aplicación de las microalgas en la industria farmacéutica, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra página de contacto.